El diamante de Porter

El diamante de Porter es un modelo que determina los factores que hacen a los países más competitivos y por medio del cual alcanzan el éxito empresarial, presentada por primera vez en 1990 por Michael Porter en su libro "La ventaja competitiva de las naciones" este modelo es la síntesis del estudio detallado de 10 naciones y que factores favorecen a la competitividad de un país.

El diamante de Porter, también conocido como el diamante de la competitividad, establece 4 atributos los cuales influyen directamente a la competitividad de un país o sector así como de las empresas que lo conforman, estos 4 atributos o factores se encuentran intrínsecamente relacionados unos con otros en donde el aumento o reducción de alguno de ellos afecta positivamente o negativamente al resto.

Los 4 factores del diamante de Porter son:

Las condiciones de los factores de producción hacen referencia a la existencia de mano de obra cualificada así como de un conocimiento científico, la existencia de recursos naturales y próximos, la presencia de infraestructuras adecuadas…

Las condiciones de la demanda hacen referencia a la presencia de una demanda local exigente y que influya en las empresas hacia una mejora continua de sus productos y/o servicios, empujándolas a una continua innovación acompañada de altos estándares de calidad.

Los sectores relacionados y de apoyo hacen referencia a la existencia de proveedores competitivos que permitan un acceso rápido y seguro de sus productos y/o servicios, así como la presencia de intercambios de información entre empresa/proveedor que les permita crecer mutuamente.

Por último la estrategia, estructura y rivalidad hacen referencia al proceso y la facilidad para la creación, organización y gestión de las empresas de un determinado sector, así como el grado de rivalidad que mantienen entre ellas.

Diamante de porter

Así pues nos encontramos con regiones geográficas (como Silicon Valley) en donde se han ubicado y desarrollado empresas de un determinado sector que cuentan con profesionales altamente cualificados y con grandes bases de conocimiento, tanto en las empresas matriz como en empresas proveedoras de reconocido prestigio a nivel mundial, trabajando en un ambiente continuo de innovación debido al exigente y cambiante mercado del sector, todo ello promovido en un ambiente de alta competencia y rivalidad el cual favorece a la competitividad global del sector.

En estas regiones podemos observar como el diamante actúa en sus 4 dimensiones dando lugar a un tejido de empresas altamente competitivas e interconectadas unas con otras, dando origen a los cluster competitivos.

Michael Porter afirma que para que un país, sector o empresa sea competitiva es necesario que estos 4 componentes actúen de manera equilibrada, no siendo necesario que todos actúen al 100%, pero si alguno de ellos presenta deficiencias significativas mermará la competitividad global.

Adicionalmente a estos 4 factores Porter definió otros 2 factores externos que influyen en el diamante y por ende en la competitividad, estos 2 factores adicionales son:

La causalidad hace referencia a los acontecimientos imprevistos y que están fuera de control tanto de las empresas como de los gobiernos en las que se ubican, acontecimientos como guerras, crisis financieras, decisiones políticas de gobiernos extranjeros, irrupción de nuevas tecnologías radicales…

El gobierno hace referencia al conjunto de leyes y decisiones gubernamentales que pueden influenciar positiva o negativamente sobre los 4 factores del diamante de Porter, el gobierno puede invertir dinero en la creación de centros formativos y de investigación así como promover leyes que estimulen el I+D+i (condiciones de los factores de producción, sectores relacionados y de apoyo), por otro lado el gobierno puede actuar como comprador y cliente de productos y/o servicios como medios de transporte, defensa… (Condiciones de la demanda), así mismo el gobierno puede establecer políticas fiscales que favorezcan la creación de empresas (estrategia, estructura y rivalidad).

El estudio y análisis del diamante de Porter nos permitirá conocer el grado de competitividad de un país o empresa, permitiéndonos conocer cómo podemos mejorar e incrementar su competitividad.

 

Si te ha gustado, compartelo

Menu

Estrategia

Que es la estrategia

Nivel estratégico

Plan estrategico

Misión, visión y valores

Estrategia competitiva

Estrategia del océano azul

Curva de valor

Reloj estratégico

Análisis PEST

Cadena de Valor

Matrices estratégicas

Matriz BCG

Matriz BCG Excel

Análisis DAFO

Cuadro de mando integral

Ciclo de vida de un producto


Competitividad

Que es la competitividad

12 pilares de la competitividad

5 fuerzas de Porter

Diamante de Porter

Ventaja competitiva

Ejemplos ventaja competitiva

Cluster


Web

Inicio

Contactar