Estrategia competitiva

estrategia competitivaLa estrategia competitiva hace referencia al conjunto de decisiones y directrices que tomara una empresa u organización con el objetivo de alcanzar posiciones competitivas superiores respecto a las otras empresas presentes en el sector, es decir la estrategia competitiva es la manera por la cual la empresa creará ventajas competitivas respecto al resto de empresas.

Una vez analizado el entorno externo e interno de nuestra empresa mediante las distintas técnicas disponibles (diamante de Porter, análisis PEST, análisis DAFO, modelo las 5 Fuerzas…) estamos en disposición de formular la estrategia adecuada que nos permita aumentar nuestra posición competitiva del resto de empresas presentes en el sector.

Para la formulación de dichas estrategias competitivas, Michael Porter nos propone 2 estrategias básicas a seguir por cualquier empresa:

Así mismo Porter propone una tercera estrategia denominada segmentación de mercado, la cual se puede combinar con alguna de las 2 estrategias básicas citadas anteriormente.

 

Liderazgo en Costes

El objetivo principal de la estrategia de liderazgo en coste es que una determinada empresa llegue a tener unos costes inferiores de los productos/servicios muy parecidos al de sus competidores.

La empresa que consiga liderar el coste obtendrá mayores márgenes de rentabilidad que sus competidores, permitiéndose incluso a rebajar el precio de tal manera que sus competidores entren en márgenes negativos (pérdidas) mientras que ellos mantienen cierto margen de beneficio, obligando a sus competidores a retirarse del mercado.

Las empresas que optan por esta estrategia competitiva focalizan sus esfuerzos hacia:

Empresas como Ikea, Mcdonald, Primark o la aerolínea Ryanair son ejemplos claros de multinacionales cuya estrategia competitiva basada en liderazgo en costes le ha permitido conquistar buena parte del mercado donde desarrollan su actividad.

Por otro lado hay que aclarar que la estrategia de liderazgo en costes no está ligada intrínsecamente con empresas low-cost, existe multitud de empresas que han desarrollado modelos altamente productivos y que compiten con otras menos productivas, obteniendo mayores márgenes de beneficios.

Diferenciación de producto

El objetivo principal de la estrategia de diferenciación de producto es proporcionar al producto / servicio una característica de valor percibida como única por parte del cliente, de tal forma que la empresa obtenga una ventaja competitiva por la cual el cliente esté dispuesto a pagar más.

Bajo esta estrategia las empresas focalizan sus esfuerzos a la mejora de cualquier aspecto innovador, diseño, calidad o servicio al cliente.

Pare que la estrategia de diferenciación tenga éxito deben de cumplirse la 3 condiciones siguientes:

Empresas de innovación tecnológica como Apple o Tesla, empresas con elevada imagen de marca como Rolex o Ferrari, empresas con clara orientación al cliente como la cadena de hoteles Ritz-Carlton son ejemplos de empresas que han optado por una estrategia de diferenciación.

Segmentación de mercado

La estrategia de segmentación de mercado se basa en la selección de un segmento o segmentos del mercado de tal manera que la empresa se focaliza al máximo para competir en él ya sea mediante estrategias de liderazgo en coste o estrategias de diferenciación.

Bajo esta estrategia la empresa realiza un esfuerzo inicial en el análisis de todos los segmentos que componen el mercado, detectando nichos de mercado que son inclusos desconocidos o desatendidos por sus competidores.

El grupo textil Inditex bajo sus diferentes marcas de ropa (Zara, Massimo Dutti, Kiddy´s club, Pull and Bear..) es un ejemplo claro que emplea la estrategia de segmentación y crea empresas focalizadas hacia dichos segmentos de mercado en algunos casos bajo estrategias de liderazgo en coste y en otros bajo estrategias de diferenciación.

Estrategias híbridas

Para Michael Porter las empresas tienen que escoger entre una de las 2 estrategias competitivas básicas (liderazgo en costes o diferenciación) siendo ineficiente aquellas que optaban por ambas estrategias a la vez.

A lo largo del tiempo diferentes estudios sobre estrategias competitivas llevadas a cabo por empresas de distintos sectores, demostraron que las organizaciones que trabajan en estrategias híbridas (liderazgo en coste y diferenciación al mismo tiempo) obtenían mejores resultados que aquellas que empleaban una sola estrategia competitiva.

Así pues las estrategias híbridas resultaron ser atractivas para todas las empresas, pero a su vez los mismo estudios demostraron que la tasa de éxito de estas empresas era mucho menor que aquellas que optaban por una sola estrategia, así pues las empresas que optaban por estrategias hibridas tenían menor probabilidad de supervivencia en el tiempo pero mayor probabilidad de obtener altas rentabilidades si sobrevivían.

Posteriormente los economistas Cliff Bowman y David Faulkner ampliaron el modelo de las estrategias competitivas de Michael Porter en su modelo el reloj estratégico.

 

 

Si te ha gustado, compartelo

Menu

Estrategia

Que es la estrategia

Nivel estratégico

Plan estrategico

Misión, visión y valores

Estrategia competitiva

Estrategia del océano azul

Curva de valor

Reloj estratégico

Análisis PEST

Cadena de Valor

Matrices estratégicas

Matriz BCG

Matriz BCG Excel

Análisis DAFO

Cuadro de mando integral

Ciclo de vida de un producto


Competitividad

Que es la competitividad

12 pilares de la competitividad

5 fuerzas de Porter

Diamante de Porter

Ventaja competitiva

Ejemplos ventaja competitiva

Cluster


Web

Inicio

Contactar